DD.HH. y la lucha contra Hidroaysén.

1319334604452-Rio-Baker.jpg

  • La esencia de la problemática actual en el caso HidroAysén y a eso se ha reducido el tema, es de una sencillez que apabulla por su verdad pero que a la vez lo hace tan complicado, dado que el proyecto en si mismo no reúne las condiciones mínimas profesionales, científicas y de método para llevarse a cabo.

Por: Andrés Gillmore
Corporación Costa Carrera
17 de octubre de 2011

Sin duda alguna los hechos que estamos viviendo en Aysén, ante la intención de HidroAysén de querer intervenir la cuenca del Baker a como de lugar con su proyecto de represar los ríos Baker y Pascua, sin respetar los protocolos de evaluación es un hecho de la causa. Hoy los acontecimientos se han transformado de la presentación de un precario estudio de impacto ambiental que lamentablemente a sido amparado por el mismo gobierno, se transformo a raíz de los acontecimientos en la lucha real y legitima por los derechos humanos de los habitantes de Aysén y en especial de los de la cuenca del Baker, por defender sus derechos humanos a desarrollarse en un ambiente limpio y sano, derechos que son ante todo constitucionales y legítimos, que han sido totalmente menospreciados y pasados a llevar por el gobierno central.

La precariedad del estudio de impacto ambiental que presento HidroAysén, ha pasado inadvertido para la justicia chilena, a raíz que la semana pasada la corte de apelaciones de Puerto Montt desestimo los recursos de protección presentado por senadores, municipalidades, organizaciones ciudadanas y la CDP-Consejo de defensa de la Patagonia- que lo desestimo por dos votos a uno, demostrando que hoy la aprobación de HidroAysén responde más a una intención política de grandes intereses corporativos de las grandes transnacionales que dominan el país, que a una opción de desarrollo estratégica de país, por mejorar la matriz energética y la calidad de vida delos chilenos.

Puedo dar fe que el estudio de impacto ambiental presentado por HidroAysén omitió información relevante en lo presentado, por mi condición de secretario y vocero de la corporación Costa Carrera y ser nuestra organización miembro de la coalición por un Aysén reserva de vida y de la CDP-Consejo de Defensa de la Patagonia- me toco ser parte de la comisión revisora del estudio y de verdad me sorprendió la falta de información relevante que se omite a propósito en el estudio. Sobre todo en lo social, sin exponer de manera certera, profesional y científica con estudios que lo avalen, las verdaderas consideraciones del impacto para los habitantes y las localidades de la cuenca del Baker, de lo que representara una intervención de esa magnitud en el corazón mismo de esta cuenca de importancia vital interviniendo sus ríos.

El estudio no es más que una muy buena relación de los caminos, aeródromos, Puertos, localidades y capitales de la región y nada más. Y no lo que se le pide a un estudio de esta magnitud y trascendencia que hable con la verdad, que no se omita nada y que por sobre todo reconozca las actividades económicas y el desarrollo del territorio pretendido y como resolverá esos problemas sociales ante la intervención, que no hace en ningún momento y es mas, no reconoce en ningún punto del estudio, que la cuenca del Baker es hoy el mayor punto de desarrollo turístico de Aysén y uno de los mas importantes del país, con una gran inversión privada de las mas altas del pais de los últimos 15 años. Con una proyección mundial de proyección, que ha beneficiado en esta forma de hacer a 11 localidades de la cuenca del Baker, desde Villa Cerro Castillo, hasta Caleta Tortel, con más de 5000 personas involucradas que dependen de la calidad del medio ambiente para desarrollarse.
Resulta muy contradictorio que en la búsqueda de la justicia social que es sin duda nuestro norte por lo menos en forma teórica como país y como región en vías de desarrollo, se deje totalmente de lado la justicia ambiental, que es la piedra angular del futuro inmediato, sobre todo de Aysén y de su sustentabilidad para las nuevas generaciones.

La mirada un tanto ingenua ante el tema del medio ambiente en nuestro querido Chile, más que nada ha respondido por dejar esa responsabilidad en manos de las transnacionales que rigen y norman la estrategia de desarrollo del país. En la creencia ingenua que el mercado lo regula todo y por que no tenemos una buena fiscalización y una ley que no ampare atentados en contra de las personas y el medio ambiente, sin puniciones reales ante el atentado ecológico, en manos de las propias empresas encargadas de construir los mega proyectos y hoy en Aysén sufrimos sus consecuencias.

Lo mas serio seria la integración de los dos conceptos: derechos humanos =derechos ambientales, pasando de la teoría a la practica en forma sustantiva y eficaz, en una forma positiva aplicada en esa dirección, que permitiera a Chile que es miembro del Pacto Global desde hace años, que es un foro mundial con mas de 10.000 participantes y pasar de la teoría a la practica, de una organización internacional que se inicio en el año 1999 bajo el alero de las Naciones Unidas. Por entenderse de lo apropiado de la nueva visión de desarrollo de los países inteligentes, es el respeto hacia los derechos humanos y del medio ambiente, para el fortalecimiento del ser humano como un todo y transformarlo en un ser integral, en consecuencia con su sociedad, su cultura y su forma de hacer ante la realidad global, que llama ante todo a la asociación de los países y de las empresas que hacen parte de esta organización y buscar una consecuencia en forma de desarrollo sustentable. Con un enfoque mas dinámico e integrado de los recursos de la tierra y sus diversos ecosistemas al servicio del hombre y no como hoy en dia, en donde el hombre esta al servicio de las empresas. Atraves de iniciativas de verdad que entreguen un marco regulatorio de fomento y de crecimiento sustentable, bajo la responsabilidad cívica.

La esencia de la problemática actual en el caso HidroAysén y a eso se ha reducido el tema, es de una sencillez que apabulla por su verdad pero que a la vez lo hace tan complicado, dado que el proyecto en si mismo no reúne las condiciones mínimas profesionales, científicas y de método para llevarse a cabo y esa es la lucha verdadera que se esta dando en Aysén, por mostrar esa verdad y que esta sea respetada, no solo por el bien de Aysén si no del pais como un todo.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar